un poco de todo, mucho de nada, razones, reflexiones y cualquier cosa cercana...

sábado, 4 de julio de 2009

Crónica de una lesión

Iba yo con la pelota dominada encarando hacia al arco. Adelanto el balón para lograr un fuerte tiro de media distancia cuando de repente una sombra, después reconocida como el número treinta y dos rival, me lleva puesto con todo el peso de su cuerpo apoyando su tapones en la parte interna de mi rodilla. Mi pierna hizo un movimiento claramente anti-anatómico desviándose hacia fuera. Salí despedido junto con mi pierna y terminé tirado en el pasto agarrando fuerte mi rodilla y tratando de aliviar en el tremendo dolor que sentía. Aparentemente, y esto no lo vi porque lo único en que podía concentrarme era en quedarme quieto e intentar soportar el dolor de una patada mala leche, algunos compañeros se le fueron al humo al treinta y dos. Realmente había sido una patada muy violenta. Una vez calmados los ánimos y yo fuera de la cancha se reanudó el juego. El treinta y dos recibió una amarilla nomás y el tiro libre no prosperó en absoluto. Todo mi dolor se fue en una amonestación y un centro pasado que se perdió por la línea de fondo.
Tres traumatólogos mas tarde y una resonancia magnética diagnosticaron ruptura de ligamento cruzado anterior, de resolución quirúrgica y con siete meses de inactividad futbolística.
Que inútil que fui, tendría que haber enganchado y zafaba de todo... pero no, me comí un camionazo y aquí estoy rehabilitando a pleno esperando que llegue enero 2010 así vuelvo a disfrutar de la pelota.

5 comentarios:

Pau dijo...

Ya era hora de que lo cuentes (?)

Café (con tostadas) dijo...

ah... finalmente sabemos la verdad de la milanesa! (?)

Che, si pasás algún dato más de "treinta y dos" puedo ver de incluirlo en los futuros trabajos de mi nueva agencia de mafiosos (?).

Beso

Amanda dijo...

ay no
es lo único que me sale cuando un pibe al que le gusta mucho jugar al fútbol se ve impedido de hacerlo. eso acompañado de cara de dolor y un sentimiento enorme de "te compadezco". pero por favor, terminá con las sesiones de kinesiología, cosa que ningún hombre que conozco ha hecho.

besos che

Horacio dijo...

bueno, al menos llegás para la pretemporada

Eli dijo...

Siguiendo la secuencia de su accidente ví que tiene una irrebatible debilidad por el mate.
También ví que tiene un desagrado especial por la gente déspota y desatenta.

Que bueno. (:
Saludos Mr.!